Inicio

copyright_enrique_sanchez_martinez

Escogí este nombre además de por gusto porque es acrónimo de cáncer y silla, así puedo decir las dos palabras en una y además es corta. Dos palabras que son realidad para mi; en silla no se si para mucho, poco, o siempre. Por mi parte sigo con ilusiones, metas. Mi finalidad es ser lo más independiente posible y por qué no, dejarla. ¿Realista? ¿no realista? No sé, ya se encargará el tiempo de mostrármelo. Por otro lado los profesionales dicen que si después de dos años no he andado para que acto seguido nieguen con la cabeza y sin palabras. Esto es lo que nunca hubiera querido, en este caso ,ver. Es muy duro porque en cierta forma médicamente estoy relegada a la silla. ¿Yo me relego? Ya sé lo que se dice médicamente. Queda mi trabajo. Respecto a la regeneración del cerebelo los profesionales, entonan un no sé, (supongo que dejando todas las posibilidades). Para mí mejor porque no me condiciono y me esfuerzo. Acerca de la regeneración del cerebelo me dicen ¡Quien sabe! Hay profesionales que apoyados por estudios, dicen que sí, hay regeneración del cerebelo, hay profesionales que apoyados por estudios, dicen que no hay regeneración del cerebelo. Yo opino que sí hay, eso sí, muy lentamente. Hay que ver las cosas “nuevas” que puedo hacer. Sobre quedarme en silla o estar en una, ahora mismo, no deja de ser una faena, por no decir otra cosa mal sonante, pero de momento me toca esto y tengo que acostumbrarme. Hacerme a todo esto, cambiar radicalmente de vida, tanto yo como los que me rodean, no es ni está siendo nada fácil. Es poner mi vida y la de los que están al lado mía al revés. Para llegar hasta aquí, insisto en que esto no ha terminado, estoy hablando de octubre de 2011 (que es cuando me pasó todo esto) a abril de 2014 (que es cuando escribo esto). No se cuánto tiempo es necesario para asimilar que necesito una silla de ruedas y que mi imagen ha cambiado. No sé cuánto tiempo es necesario para asimilar que tengo grandes limitaciones físicas. Sé que me dijeron que Stephen Hawking , creo que tardó unos dos años en asimilar su nuevo estado. De octubre de 2011 a abril de 2014 creo que han pasado dos años y siete meses. Mucho, poco o normal, en cuanto a tiempo, es lo que menos importa porque, en todo caso, es tiempo. Tiempo horribilis, con muchísima incertidumbre, rabia, dolor, miedo. También hay cosas buenas y buenos momentos, risas humor, buena compañía, muchos acontecimientos importantes en los que he participado en mayor o menor grado, pero en los que he participado y he compartido con los míos. Cosas muy importantes que he compartido,vivido y sentido en directo.

Con el cáncer, mi Sistema Inmune atacó al cerebelo en vez de al tumor y por eso no tengo equilibro, tengo lengua de trapo y mi coordinación no es buena, de momento. Esto del cáncer, a mi modo de ver, es como ser ex-fumador, nunca se deja de serlo, o por lo menos no se olvida. Pero uno no se queda anclado a cuando lo dejó. Se sigue. En cuanto al cáncer ¿tengo tiempo? En principio sí , pero se hace camino al andar. ¿Estoy preparada para que no haya futuro? Pues no. ¿Sé que todo puede cambiar o morirme sin previo aviso? Sí, aunque sea muy doloroso. ¿y mientras? pues intento luchar ,para mejorar e intento vivir,mejor o peor.

Fuensanta es mi nombre y Fuen mi nombre cariñoso, tengo 44 años, vivo en Cartagena, estoy casada con Belén y antes trabajaba y conducía sin mayor problema.

La foto me gusta porque recoge muy bien mi estado anímico sobre este tema y es de mi amigo Enrique Sánchez Martínez. Podéis ver fotos suyas en flickr.

2 comentarios el “Inicio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s